Guías y recursos sobre Comunidades Energéticas

Consulta nuestras guías temáticas para conocer mejor que són las Comunidades Energéticas, sus objetivos y funcionamiento, los principales servicios y casos reales inspiradores.

Consulta nuestras guías temáticas para conocer mejor que són las Comunidades Energéticas, sus objetivos y funcionamiento, los principales servicios y casos reales inspiradores.

Guías y recursos sobre Comunidades Energéticas

Consulta nuestras guías temáticas para conocer mejor que són las Comunidades Energéticas, sus objetivos y funcionamiento, los principales servicios y casos reales inspiradores.

Puntos de recarga para Comunidades Energéticas

Explicamos qué es y como funciona un punto de recarga de batería de coches eléctricos, las potencialidades para las Comunidades Energéticas y los pasos a seguir para instalar uno.

Puntos de recarga para Comunidades Energéticas

Explicamos qué es y como funciona un punto de recarga de batería de coches eléctricos, las potencialidades para las Comunidades Energéticas y los pasos a seguir para instalar uno.

Qué son las Comunidades Energéticas

Son agrupaciones de personas particulares, entidades, ayuntamientos y/o pequeñas y medianas empresas organizadas principalmente en forma de cooperativas o asociaciones.

Cómo iniciar una Comunidad Energética

Explicamos las diferentes fases para empezar una Comunidad Energética, tanto desde la dimensión comunitaria como de la dimensión energética.

Qué son las Comunidades Energéticas

Son agrupaciones de personas particulares, entidades, ayuntamientos y/o pequeñas y medianas empresas organizadas principalmente en forma de cooperativas o asociaciones.

Cómo iniciar una Comunidad Energética

Explicamos las diferentes fases para empezar una Comunidad Energética, tanto desde la dimensión comunitaria como de la dimensión energética.

Movilidad eléctrica
compartida

En esta guía empezaremos explicando las claves para una buena implementación de la movilidad eléctrica compartida en Comunidades Energéticas.

Movilidad eléctrica
compartida

En esta guía empezaremos explicando las claves para una buena implementación de la movilidad eléctrica compartida en Comunidades Energéticas.

Generación de energía eléctrica renovable a las Comunidades Energéticas

Nuestra sociedad necesita abandonar lo antes posible los combustibles fósiles y transitar hacia una sociedad justa y sostenible.

3 casos prácticos de Comunidades Energéticas

Esta guía pretende explicar de forma conceptualizada el resultado de las pruebas piloto, así como compartir retos y aprendizajes que pueden ayudar a la replicabilidad de otras comunidades energéticas.

Generación de energía eléctrica renovable a las Comunidades Energéticas

Nuestra sociedad necesita abandonar lo antes posible los combustibles fósiles y transitar hacia una sociedad justa y sostenible.

3 casos prácticos de Comunidades Energéticas

Esta guía pretende explicar de forma conceptualizada el resultado de las pruebas piloto, así como compartir retos y aprendizajes que pueden ayudar a la replicabilidad de otras comunidades energéticas.

Formas jurídicas para impulsar una Comunidad Energética

Esta guía tiene por objetivo explicar de forma divulgativa las distintas formas jurídicas posibles para la constitución de una Comunidad Energética y sus implicaciones.

Formas jurídicas para impulsar una Comunidad Energética

Esta guía tiene por objetivo explicar de forma divulgativa las distintas formas jurídicas posibles para la constitución de una Comunidad Energética y sus implicaciones.

Preguntas frecuentes

Si vuestra duda no aparece en este listado y tampoco no encuentráis respuestas en las guías disponibles, por favor, escribidnos a info@somcomunitats.coop y os atenderemos tan pronto como sea posible.

Las Comunidades Energéticas son organizaciones formadas por diferentes agentes (personas, comercios, entidades, entre otros) de un mismo territorio que se agrupan de manera participativa y democrática para producir energía verde local (eléctrica, térmica…) y poder utilizar esta energía para su uso cotidiano (en casa, en el trabajo, en el coche… ). El gran valor añadido que aportan las Comunidades Energéticas de la economía social es que la propiedad de los servicios energéticos y el uso que se hace son propiedad de las personas que forma parte de ella.

Para que una Comunidad Energética sea considerada como tal es necesario que los miembros que forman parte de ella se agrupen bajo una fórmula jurídica concreta que permita la participación abierta y voluntaria de las personas socias. Por este motivo, las fórmulas jurídicas de la economía social (cooperativas y asociaciones) son figuras que se pueden adoptar y que velan por generar dinámicas que transforman la manera de producir y utilizar recursos energéticos. La propiedad de la Comunidad Energética es de las personas socias (físicas y/o jurídicas) y generan un impacto transformador de carácter social, ambiental en el territorio.

Para generar energía verde local, en función de las capacidades de los agentes y del territorio, se pueden utilizar las siguientes fuentes de producción energética:

  • Energía fotovoltaica a través de instalaciones de autoconsumo colectivo. Gracias a la nueva normativa que regula la autogeneración de energías renovables, la energía eléctrica que se genere se compartirá directamente entre varios puntos de suministro en un radio de 500 metros ampliable a 2.000 metros en el caso de que se utilice exclusivamente tecnología fotovoltaica que a su vez esté ubicada completamente en una o varias cubiertas, en suelo industrial o en estructuras cuyo objetivo principal no sea la generación de electricidad. Para superar esta distancia de 500 o 2.000 metros, es necesario implementar sistemas virtuales alternativos de asignación de la energía generada más complejos y con mayores costes.
  • Generación eléctrica renovable a partir de parques fotovoltaicos, energía eólica o centrales de biogás para vender la luz en la red de electricidad y disfrutar de un convenio con la empresa comercializadora que se escoja.
  • Redes de calor de calentamiento generada a partir de recursos orgánicos del territorio que permiten ofrecer calefacción y agua caliente.
  • Energía eólica.

Esta energía puede tener un uso doméstico, de empresas, de equipamientos municipales, de movilidad y carga de coches eléctricos, entre otros. Además, las Comunidades Energéticas pueden ofrecer servicios de asesoramiento sobre eficiencia energética, movilidad sostenible, telefonía móvil, internet compartido, formaciones y compras colectivas de productos o servicios (de energía, de instalaciones solares, de coche eléctrico, etc.).

Pueden intervenir multiplicidad de actores. Cada uno de estos actores, asumirá la función que la Comunidad Energética habrá acordado (en función del marco competencial y legal). Algunos de los principales actores que se identifican son: la ciudadanía organizada, las administraciones públicas, las empresas y organizaciones sociales y las personas individuales. La participación siempre es abierta y voluntaria.

Los beneficios de una Comunidad Energética son:

  • Ambientales: se generan servicios energéticos de kilómetro cero que se producen y consumen a nivel local. Las Comunidades Energéticas contribuyen a reducir las emisiones de C02 a través de la producción de energía verde y renovable.
  • Sociales: son un mecanismo para democratizar el modelo energético. Con las Comunidades Energéticas garantizamos el acceso universal a la energía, la soberanía energética del territorio y trabajamos para paliar los efectos de la pobreza energética. Por otra parte, las Comunidades Energéticas empoderan a las personas que participan, ya que son ellas las propietarias de la energía y participan en la toma de decisiones, promoviendo relaciones de vecindad que fortalecen las comunidades locales.
  • Económicos: con las Comunidades Energéticas podemos reducir el importe mensual de los consumos energéticos ya la vez generar riqueza en el territorio de la propia Comunidad Energética, puesto que se apuesta por trabajar con agentes locales.

Las fórmulas jurídicas más habituales son la cooperativa de consumidoras y usuarias, y la cooperativa de servicios (en caso de tratarse de comunidades impulsadas por empresas). Los agentes que utilicen servicios serán socias consumidoras y/o de servicios, que tendrán unos derechos y obligaciones.

En una cooperativa todas las socias tienen derecho a participar y tomar decisiones sobre la Comunidad Energética, cada socia tiene un voto. En estos espacios de participación se pueden abordar temas relacionados con las normas de constitución y funcionamiento de la Comunidad Energética: inversiones, reparto de beneficios, definición de tarifas, servicios de la Comunidad Energética, etc. También se pueden crear otros espacios como grupos de trabajo, sesiones de información y debate, etc.

Existen diferentes formas de participar en una Comunidad Energética. En primer lugar, como socia de servicios, participando en la producción y/o consumo de energía a cambio de la aportación de una cuota económica para cubrir los gastos de la Comunidad Energética (mantenimiento de las instalaciones, gastos administrativos , etc.). En segundo lugar, como socia colaboradora, contribuyendo al desarrollo de la Comunidad Energética a través de aportaciones de capital, otros recursos y/o en la participación de actividades de la Comunidad Energética. Por último, también puedes participar sin ser socia haciendo difusión o sensibilización de la Comunidad Energética.

Puedes apuntarte en las Comunidades activas o en proceso de constitución en el mapa que encontrarás en la página de inicio de esta web. Para participar como socia de una cooperativa es necesario realizar una aportación de capital social que establece cada Comunidad como derecho para acceder a los servicios. Esta aportación es retornable si se decide dejar a la Comunidad Energética. Todos estos derechos quedan recogidos en los estatutos de la Cooperativa.

Las Comunidades Energéticas son organizaciones que se sostienen a través de las cuotas operativas que pagan las personas socias relacionadas con los distintos servicios energéticos que disfrutan.

En el momento de decidir cómo será la Comunidad se establecen los precios de los servicios y la distribución entre las socias, que puede ir cambiando en función de las decisiones y necesidades de la propia Comunidad.

Los gastos que comporta una Comunidad Energética pueden dividirse en dos grupos. Por un lado, los gastos de los servicios energéticos. Éstas engloban gastos técnicos y financieros que se pagan proporcionalmente según la asignación o uso de servicios.

Por otra parte, los gastos de estructura de la Comunitat. Aquí se incluyen gastos referentes a la gestión administrativa o comunitaria entre otros.

Todos estos gastos se ven reflejados en las cuotas que acuerdan pagar las personas socias por disfrutar de los servicios energéticos de su Comunidad.

Las inversiones que se realizan en la Comunidad Energética se refieren a la puesta en marcha de los servicios energéticos (instalaciones, sistemas, etc). El grupo motor es quien decide cómo se financian estas inversiones. La financiación puede ser a través de fondos públicos, privados o ambos. También se establece cuál es la inversión para acceder a los servicios y cuáles son los derechos y obligaciones de estas inversiones.

Sí, podrás formar parte de la Comunidad Energética como persona socia y beneficiarte de los distintos servicios que ofrece la Comunidad. Una de las condiciones esenciales para recibir el bono social es no superar un umbral de consumo de energía anual establecido. Por lo general, cuando formas parte de la Comunidad Energética como socia consumidora reduces el consumo de energía de la red. Por tanto, las familias que actualmente reciben el bono social continuarán siendo elegibles para recibir esta prestación.

En el ámbito económico, el bono social se aplica sobre el total de la factura de la luz (potencia contratada y consumo). Dado que el consumo de energía de la red bajará una vez la participante consumidora reciba energía de la Comunidad Energética, la prestación del bono social será inferior a la que recibía antes de participar en la Comunidad. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se obtendrá un ahorro económico procedente del consumo de la energía producida por la Comunidad Energética.

Finalmente, como última consideración, cabe recordar que todas estas familias tendrán que continuar conectadas a la red a través de las comercializadoras de referencia (CUR) para seguir recibiendo el bono social, algo totalmente compatible al ser parte de una Comunidad Energética.

Si el estado actual de la Comunidad Energética de tu municipio o barrio es “Para Activar”, significa que comienza desde cero. Te ofrecemos diferentes opciones para impulsar la creación de su Comunidad Energética:

  1. Haz un llamamiento a las redes sociales, puedes utilizar una copia de la plantilla de publicaciones para adaptar los mensajes a tu twitter, instagram, whatsapp o la red que prefieras para animar a familiares, amistades y vecinos y vecinas a sumarse a ellos. Los enlaces para apuntarse a la Comunidad Energética de tu municipio o barrio los encontrarás en la información que aparece en el mapa, en la página de inicio de somcomunitats.coop.
  2. Organiza una charla (presencial o on-line) con elementos autogestionables como son un cartel para hacer difusión, una presentación para proyectar y guías didácticas con más información.
  3. Adaptar una propuesta de escrito para enviarlo a las administraciones públicas de tu zona (Ayuntamiento, Consejo Comarcal, Escuelas, Institutos…) animándoles a sumarse a ellas y hacer difusión también ellas de su Comunidad Energética , pues la transición energética es cosa de todas.

Si ya se ha organizado y está impulsando una Comunidad Energética desde la economía social, póngase en contacto con nosotros a través de este formulario y podrá solicitar aparecer en el mapa apropiándose del marcador que ya aparece en su municipio o barrio o añadir un nuevo marcador. Os ofrecemos la creación de una ficha web propia de su Comunidad Energética dentro de Som Comunitats, enlazada al mapa y equipada con un módulo para que aquellas personas que estén interesadas se pongan en contacto con usted en el correo electrónico que elija con la opción que también las pueda mantener informadas de las novedades de su Comunidad Energética. Más adelante, una vez ya esté en el mapa y disponga de presencia en la web, podrá solicitar formalizar plenamente su adhesión a Som Comunitats y pasar a gestionar la parte societaria (ej: el alta de personas socias y cuotas) y los servicios energéticos que desea activar (ej: autoconsumo compartido, movilidad sostenible y compras colectivas).

Cada socia puede obtener los servicios que desee en función de la oferta de la Comunidad Energética. A cambio, deben pagarse unas cuotas para disfrutar de estos servicios. Los criterios de asignación de servicios los define cada comunidad energética teniendo en cuenta condicionantes de eficiencia de consumo, democratización, alcance geográfico o normativa, entre otros.

Las Comunidades Energéticas pueden ofrecer distintos servicios energéticos en función de tus necesidades de consumo. En cuanto a la energía eléctrica, ésta se genera a través de placas solares y, por tanto, se consigue durante las horas de sol. Esto significa que durante la noche la energía proviene de la red eléctrica. Aquellas personas socias que utilizan electricidad durante horas de sol obtienen un mayor ahorro en la factura sin embargo, en un hogar existen consumos regulares y periódicos como el que consume la nevera que sí pueden beneficiarse de la energía producida por las placas solares aunque no haya nadie en la vivienda.

Por otra parte, la energía de la Comunidad Energética que se asigna a una persona socia y que no se consume se vierte en la red eléctrica y se compensa en la factura eléctrica a menor precio.

Las Comunidades Energéticas pueden ofrecer diferentes servicios energéticos más allá de la energía eléctrica a través de placas solares. Aunque tengas placas en casa, puedes participar en Comunidad Energética como socia colaboradora, productora o consumidora.

Si no eres propietaria, puedes hacerte una persona socia consumidora o colaboradora de la comunidad energética. Ahora bien, para ser socia consumidora de energía es necesario que el contrato de la luz esté a tu nombre.

Si el nuevo domicilio está fuera del radio de la instalación de autoconsumo de la Comunidad Energética, dejarás de recibir energía de esa instalación. Si te encuentras en esta situación, lo mejor es que averigües si tu Comunidad Energética tiene otras plantas de generación eléctrica o si existe otra Comunidad Energética que genere energía cerca de tu nuevo domicilio. Si no existe ninguna de esta opción, siempre podrás darte de baja de la Comunidad Energética si así lo decides.

No es necesario que para participar de una Comunidad Energética todo el mundo tenga que estar con la propia comercializadora de electricidad. Puede ser una decisión de la propia Comunidad si considera que es un elemento relevante establecer.

Por tanto, si así se considera más adecuado, cada empresa consumidora de la Comunidad Energética podrá contratar la luz y recibir las facturas de la comercializadora que quiera ya la vez recibir energía de la Comunidad Energética.

Som Energia es una cooperativa productora y comercializadora de electricidad verde. Quien se hace socio puede contratar luz, participar en proyectos de generación renovable, hacer aportaciones al capital social y participar activamente en la cooperativa y en las formaciones del aula popular.

Formar parte de una Comunidad Energética significa impulsar la transición energética en el ámbito local, desarrollando generación distribuida y renovable en el territorio, empoderando a la ciudadanía e involucrando a las entidades municipales en esta transformación. Son dos opciones complementarias para poder disfrutar energía desde la Comunidad Energética ya la vez desde Som Energia cuando sea necesario. En cualquier caso, Som Energia y la Comunidad Energética son dos organizaciones independientes con las que hay que tener relación.

Para que familias con situación de pobreza energética formen parte de las Comunidades Energéticas podemos incorporar premisas a los estatutos para priorizar su acceso y también podemos proponer a los ayuntamientos que añadan en los convenios de cesión de espacios para instalaciones energéticas cláusulas para priorizar prioricen el acceso de estas familias.

Además, puede valorarse introducir rebajas o exenciones en el pago de las cuotas y/o en las aportaciones iniciales de capital de las familias en situación de pobreza energética.

Organicémonos para la transformación energética y social

Acompañamos la primera red de Comunidades Energéticas de la economía social

Trabajamos para impulsar Comunidades Energéticas y seguir avanzando en la transición energética transformadora.

Acompañamos la primera red de Comunidades Energéticas de la economía social

Trabajamos para impulsar Comunidades Energéticas y seguir avanzando en la transición energética transformadora.